• en
  • es

Héctor A. Pereles, consejero profesional con licencia

Llamada / Texto (470) 239-0686

CONTACTAR

Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (DRMO)

Cuando tu pasado se convierte en tu presente

Tal vez hayas dicho o escuchado a alguien decir: “¡Oh! Eso fue un detonante para mí”. A lo que se refiere esto es a una señal presente de tu entorno, como una persona, lugar, situación u objeto, que contribuye a una reacción emocional o de comportamiento casi automática de parte tuya, incluso pensamientos y / o imágenes.

Algunas veces esas respuestas son agradables; por ejemplo, un aroma de hornear galletas puede evocar sentimientos y recuerdos cómodos de tu infancia cuando tu abuela horneó galletas particulares para ti, especialmente tu tipo favorito. Por otro lado, su respuesta a un desencadenante presente puede ser angustiante: emociones, creencias o comportamientos negativos persistentes que le molestan a usted, incluso a otras personas.

En el extremo, cuando usted se expone a un detonador, puede sentir que un pasado angustiante incluso está sucediendo de nuevo (esto se conoce como una escena retrospectiva, un síntoma del trastorno de estrés postraumático, TEPT). Esto limita su capacidad para disfrutar plenamente de su vida cotidiana; puede llegar al punto en que empiece a evitar situaciones seguras que lo desencadenen.

Aunque un trauma mayor (un evento en el que su vida se ve amenazada) como violencia o robo es necesario para diagnosticar a alguien con trastorno de estrés postraumático, la ciencia ha demostrado que las experiencias cotidianas, como problemas de relación, pérdida de trabajo, o experiencias de abuso en la niñez pueden producir el mismo número, y a veces incluso más, síntomas de TEPT.

No tenemos que sufrir un trauma mayor como la muerte de un padre o un accidente automovilístico para desarrollar síntomas o angustia que duran años. Aunque hemos llegado a depender en gran medida de las pastillas para la sensación de bienestar, muchas veces solo enmascaran los síntomas y, a veces, “hablarlo” no significa “cortarlo”.

Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (DRMO o EMDR)

La forma en que se almacenan en el cerebro nuestras memorias de experiencias pasadas es la base de mucho sufrimiento, y esto puede cambiarse. Los recuerdos angustiantes se pueden transformar en aquellos que se guardan de manera feliz y apropiada en el cerebro, que son la base de la alegría y la salud mental. EMDR es una terapia basada en el cerebro que puede ayudarlo a hacer justamente eso.

Con EMDR, su cerebro procesa estas memorias angustiantes de forma natural, de modo que ya no producen sufrimiento cuando se recuerdan, sino que también neutraliza la carga emocional negativa en respuesta a sus desencadenantes actuales, y esto también ayuda a cambiar su comportamiento.

EMDR también puede ayudarlo a procesar y resolver trauma de la niñez, desde una situación tan común como crecer con un padre crítico hasta ser tan severo como haber experimentado abuso y negligencia infantil repetidamente.

Mira el siguiente video de YouTube acerca de EMDR: EMDR, ¿Qué es y para qué sirve?

¿Qué otros problemas se pueden tratar con EMDR?

Además de tratar el TEPT, los terapeutas han usado EMDR para tratar con éxito:

  • Ansiedad y ataques de pánico
  • Adicciones
  • Fobias
  • Ansiedad de autoestima y rendimiento
  • Depresión
  • Trastornos de la personalidad (por ejemplo, trastorno límite de la personalidad)
  • Problemas para dormir
  • Duelo complicado
  • Estrés
  • Alivio del dolor, dolor fantasma de una extremidad

Toma a Javier, por ejemplo.

Javier reportó haber experimentado estrés extremo y ansiedad relacionados con cometer errores intrascendentes en su trabajo, incluso al jugar su deporte favorito (detonadores en su vida presente). Consciente de que esta reacción parecía desproporcionada a estas situaciones separadas, pero similares, Javier se sometió a EMDR.

Como parte de EMDR, Javier identificó dos incidentes particulares de su infancia con sus cuidadores principales, y creencias negativas asociadas consigo mismo, que la red de memoria de Javier vinculaba a sus detonadores presentes. Javier completó EMDR como en 10 sesiones: su cerebro procesó estas experiencias de la infancia. Durante el transcurso de estas sesiones también informó que NO experimentaba angustia emocional cuando se exponía a sus detonadores en su vida presente y que piensa de manera más realista, no solo acerca de cometer errores (“Está bien cometer errores”) sino también acerca sí mismo (por ejemplo, “Puedo ser yo mismo”).

Qué es EMDR y qué no es EMDR

EMDR produce resultados de tratamiento positivos a un ritmo acelerado en comparación con otros tipos de terapia (por ejemplo, terapia de conversación). No es una farsa o una moda pasajera; EMDR no es “demasiado bueno para ser verdad”. EMDR ha sido designado como un tratamiento efectivo por varias organizaciones, incluidas la Asociación Estadounidense de Psiquiatría y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En pocas palabras: ¡EMDR funciona! No solo la ciencia lo ha comprobado, sino que, como practicante de EMDR, yo he sido testigo de la transformación y curación sorprendente de mis clientes en un período de tiempo relativamente corto. Algunos de ellos informaron que nunca habían podido lograr una curación tan rápida a través de la terapia de conversación y que su mejoría se mantuvo a largo plazo.

EMDR te ayuda a transformar pensamientos, sentimientos y reacciones, y esto puede disminuir tu angustia y aumentar tu comodidad, confianza y paz en tu vida.

Si está interesado en someterte a la terapia EMDR, puedo explicarle más sobre cómo funciona y puedo ayudarlo a abordar su problema específico.

Si no haces las paces con tu pasado, seguirá apareciendo en tu presente.

Para saber más, llámame hoy para una consulta gratuita
y confidencial de 20 minutos.

LLÁMAME